viernes, 14 de abril de 2017

Nadine Burke Harris

Cómo el trauma infantil afecta la salud durante toda la vida



Los traumas infantiles no son algo que se puede superar con solo crecer. La pediatra Nadine Burke Harris explica que el estrés constante causado por el abuso, el abandono y los padres que sufren de una enfermedad mental o son drogodependientes, tienen efectos reales y tangibles en un cerebro en desarrollo. Esto es algo que se arrastra durante toda la vida, hasta el punto de que quienes han experimentado altos niveles de trauma tienen tres veces más riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y cáncer de pulmón. La charla es un apasionado llamamiento para que la medicina pediátrica haga frente a la prevención y al tratamiento del trauma, de frente.




sábado, 1 de abril de 2017

Echando raices

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.
Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, hasta tal punto que un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.
Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas en crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.
Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años.
De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo. Y esto puede ser extremadamente frustrante.
En esos momentos (que todos tenemos), recordad el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que “en tanto no bajemos los brazos” ni abandonemos por no “ver” el resultado que esperamos.
Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.
Si no consigues lo que anhelas, no desesperes; quizás estés echando raíces.




domingo, 26 de marzo de 2017

¿Y la hipervigilancia?

Hoy en nuestra sociedad hay millones de "patitos feos",  es decir, de niños abandonados o de niños no rodeados de afecto. Porque el abandono no es solo el abandono en la calle, puede ser también el abandono dentro de las casas. De niños sin familia, sin escuela, o de niños que no participan en  la aventura social. Son niños dejados de lado por la sociedad.

Se habla mucho del maltrato sexual, del maltrato físico, pero el maltrato más frecuente, el que más perjudica el desarrollo del niño es la carencia afectiva. Un niño criado en un aislamiento sensorial, en un aislamiento afectivo, detiene el desarrollo de su sistema nervioso: sus lóbulos prefrontales, su sistema límbico, en general el desarrollo de su sistema nervioso se ve afectado. Pero no hablamos de ello a pesar de ser la agresión que más frecuentemente se está dando en nuestro planeta.

Hoy en día con las técnicas de neurobiología y sobre todo, con las técnicas de neuroimagen, nos damos cuenta de que un niño privado de afecto aumenta todas sus actividades "autocentradas". Si le sonríes, tiene miedo. Si le tiendes la mano se esconde como si le fueses a pegar, para él todo se convierte en una amenaza, una agresión, El niño permanece en una constante hipervigiliancia, que se centra exclusivamente en su supervivencia, las glándulas suprarrenales segregan mucho cortisol, el cortisol entra en el sistema nervioso, en las células nerviosas y las mata. Estamos diciendo por tanto que el abandono, que la carencia afectiva crónica provoca un daño físico.






domingo, 19 de marzo de 2017

Boris Cyrulnik. ¿Qué es el pseudoautismo?

El cerebro humano viene predeterminado, dirigido, por nuestros genes, pero será esculpido a lo largo de los años, por las experiencias, buenas o malas que vivamos. 

"El peor traumatismo para un bebé es el aislamiento social. 
Cuando el aislamiento ocurre en la primeras etapas del desarrollo, cuando el bebé todavía no tiene lenguaje (antes de los 20-30 meses), se producirá la atrofia de los lóbulos prefrontales, atrofia de los circuitos límbicos e hipertrofia de la amígdala cerebral. 

La amígdala está en una zona profunda, es una lámpara en la cara interna del cerebro que se ocupa de las emociones. Lo que significa que si no se habla a un bebé, si no se le rodea, si no se le estimula, su cerebro reacciona, se esculpe de tal forma que se vuelve incapaz de dirigir las emociones. 

Para este niño cualquier tipo de información se convierte en amenaza. Un niño que ha sido precozmente aislado tendrá miedo de todo, se sobresalta, tiembla. 

Un niño que ha sentido seguridad precozmente interpretará toda la información como una invitación a la exploración. Por el contrario esos niños que fueron aislados, adquieren vulnerabilidad. Perciben el mundo como un agresión potencial.

Merece la pena escuchar a Boris Cyrulnik. La conferencia es larga, dura más de una hora, pero aún así merece la pena. La explicación del pseudoautismo se encuentra en el minuto 19.




jueves, 2 de marzo de 2017

Jornadas: Identidad y origen

Jornadas: Identidades y "Orígenes" en Adopción y Reproducción Asistida.Workshop: Adopción/Raza/Racismo
17 Y 18 de Marzo 2017




AFAM (Asociación de Familias Adoptivas Multiétnicas) y el Grupo de Investigación y el Centro de Servicios AFIN (Universitat Autònoma de Barcelona), organiza para los días 17 y 18 de Marzo unas Jornadas sobre: Identidades y ‘orígenes’ en torno a la externalización de la reproducción a través de la adopción, reproducción asistida y subrogación o en reproducción con participación de “terceras partes”, y el Workshop Adopción/Raza/Racismo.
Las Jornadas tendrán lugar en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Granada,el día 17 de marzo, con las intervención de los conferenciantes Dr. Marre, Dr. Lorente, Dr. Monteros, Dr. Smietana y Dr. Salvo; y, en el Centro de Enseñanza de Profesorado (CEP) el día 18 de marzo, el workshop sobre Adopción/Raza/Racismo” donde contamos con la presencia de la Dr. Beatriz San Román, Cari McCay Jones, Dr. Valle Medina, Sefali Arana Vicente y E. Clarissa Suazo Arzú.

lunes, 27 de febrero de 2017

Entre hipocampos....









En breve ( o al menos esa es mi intención) saldrá la segunda edición de "Hipocampos", revisado y con algún capítulo nuevo relacionado con Epigenética.

Por ese motivo pongo a disposición de todo el mundo la primera edición, por si fuese de utilidad: https://goo.gl/ccT0Ex

Un abrazo muy fuerte

sábado, 25 de febrero de 2017

«Se diagnostica TDAH con evaluaciones de 10 minutos y eso es una barbaridad»

FUENTE : ABC Familia-Educación. Entrevista a Rafael Guerrero.

 http://www.abc.es/familia/educacion/abci-diagnostica-tdah-evaluaciones-10-minutos-y-barbaridad-201609261644_noticia.html?ns_campaign=gs_ms&ns_channel=abc_es&ns_fee=0&ns_linkname=boton&ns_source=fb&ns_mchannel=abc-es

El psicólogo Rafael Guerrero acaba de presentar su libro «Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, entre la patología y la normalidad», donde explica todo lo que hay que saber sobre este asunto, que va camino de convertirse en el diagnóstico infantil del siglo XXI., y que él ve a diario en su consulta de Darwin Psicólogos:
—Niños inquietos, que se mueven y se impacientan... ¿Dónde está, según usted, la delgada línea roja entre la patología y el despiste?
—Bien. La delgada línea que separa la normalidad de la patología es, en ocasiones, difícil de discernir. Como ya hemos comentado, en el caso de los niños es normal que sean inquietos, intrépidos y exploradores. De hecho, lo contrario sería anormal. ¿Cuándo es patología? Cuando los síntomas que están viviendo el pequeño y la familia hacen que la situación les afecte en los diferentes aspectos de su vida cotidiana (ámbito familiar, escolar, afectivo, conductual y social).
—¿Cómo describiría a un niño con TDAH y esas dificultades con las que se encuentra a diario?
—Los niños con TDAH en general son niños que viven en el presente continuo, en el aquí y el ahora. Tienen dificultades para actuar en función de las consecuencias del pasado, y además tienen problemas para planificar y anticipar el futuro. Estos pequeños suelen mantener una buena concentración en tareas que les resultan gratificantes y excitantes, como por ejemplo, los videojuegos, las películas y el deporte. En cambio, se descentran muy fácilmente ante tareas rutinarias, aburridas y con poca emoción. Un porcentaje elevado de los quehaceres que les resultan poco motivantes se encuentran en el ámbito escolar.
—El TDAH lo sufren hasta un 5% de la población infantil, según los datos a los que se hace referencia desde las distintas asociaciones. ¿Podríamos hablar de un cierto sobrediagnóstico?
—Así es, se está produciendo una evidente inflación diagnósticaasí como una deficitaria e insuficiente evaluación por parte de los adultos implicados. Muchos niños que no son capaces de estar atentos en clase o son muy inquietos en casa son rápidamente etiquetados como hiperactivos, sin haber realizado una evaluación ni haber tenido en cuenta las causas que provocan esa falta de atención.
—Igual que se habla del sobrediagnóstico, se habla del mal diagnóstico.
—Hay quien diagnostica bien y quien diagnostica mal, en efecto. De hecho nos encontramos a compañeros que están diagnosticando a niños a base de síntomas con evaluaciones de 10-15 minutos. Ni siquiera en 50. Eso es una barbaridad. En el otro lado tenemos a la madre desesperada, sin herramientas, a la que hacen un cuestionario que acaba en medicación para al niño. No se puede diagnosticar en función de lo que dicen unos padres que evidentemente cuando se acercan a preguntar no saben ya ni qué hacer.
—Dado que no existe una prueba objetiva que al administrarla permita comprobar si el niño «da positivo» o «negativo », tipo un alcoholímetro... ¿Cuál diría usted que es el mejor método para detectarlo?
—Mediante un exhaustivo juicio clínico. Lo que debemos valorar para saber si el niño tiene TDAH es un conjunto de pruebas. Hay que tener en cuenta los síntomas, pero también realizar una buena observación en su hábitat, en entornos naturales, en el colegio (tutor/o profesores), con sus compañeros de clase, en el ámbito familiar (padres, hermanos y otros familiares significativos...) Junto a esto habrá que realizar una evaluación neuropsicológica, de memoria, atención, flexibilidad cognitiva, funciones ejecutivas... En función de eso hay que adecuar tratamiento farmacológico y multidisciplinar personalizado. No vale el mismo corte de camisa para todos los niños.
—¿Se hereda el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad?
—Unas tres cuartas partes del TDAH son genéticas. Pero hoy en día también hablamos de epigenética. Es decir, de cómo influyen las variables ambientales en la modulación de los genes. Para mi la epigenética es como si hablásemos de los interruptores de la luz: nacemos con unos interruptores, y en función de distintas variables, que pueden ir desde el momento prenatal, al parto, al ambiente en el que crecemos... se puede activar un interruptor u otro.
—¿El TDAH se cura con la edad?
—Eso es un mito. El TDAH es crónico. Otra cosa bien distinta es que los síntomas de esta patología vayan cambiando en función de la edad de la persona que la padece. Sabemos por los estudios longitudinales que a partir de la adolescencia, los síntomas son más cognitivos y menos externalizantes o hiperactivos, a diferencia de la etapa infantil y primaria. Pero con las herramientas adecuadas y un entorno familiar bueno un afectado puede vivir una vida lo más normalizada posible. Salvando mucho las distancias, todos conocimos en su día el caso de John Nash, el protagonista de «Una mente maravillosa», que con esquizofrenia pero con una mujer que siempre le apoyó y una medicación adecuada logró ser Premio Nobel.
—La tan temida medicación por algunos padres, ¿es siempre necesaria?

—No siempre. A mi juicio, la medicación tiene que ser para niños con un TDAH severo. Cuando los padres presentan dudas, siempre, siempre, creo que deben hablar con su médico, con el neurólogo, con el psiquiatra... Una vez que los médicos han establecido qué psicofármaco es más efectivo para el niño, este suele estar medicado por un largo periodo de tiempo, por lo que la familia debe manejar cuanta más información mejor, para poder tomar una decisión tan importante como esta. Los padres también deben adecuar sus expectativas en relación con la medicación. Con esto quiero decir que ni es mágica, ni soluciona el problema, sino que ayuda al niño siempre que se pongan en marcha otras medidas en casa, en el colegio y en el proceso psicoterapéutico. La medicación, y ahí sí que quiero hacer especial hincapié, NUNCA debe sustituir las medidas pedagógicas y educativas. Creo que en estos tratamientos a menudo nos olvidamos del aspecto socioemocional, y estos chicos sufren mucho.

sábado, 18 de febrero de 2017

"La gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste pero nunca olvidará cómo le hiciste sentir" #Biraka

El fin de semana pasado estuve en Vitoria-Gateiz, no participando, sino mas bien disfrutando de las II Jornadas de Apego, Resiliencia y Parentalidad Positiva. Una experiencia inolvidable de la mano de la asociación Biraka.

Ha sido todo un gustazo y un honor poder participar, pero sobre todo poder conocer a unos profesionales increíbles como Iñigo, Sagrario y Sergio, que con tanto esfuerzo y tanto cariño han preparado estas Jornadas. Cariño, simpatía a raudales, generosidad, autenticidad, saber hacer... Una gozada!. Sin duda ha valido la pena.

Gracias por haber contado conmigo.

Por si a alguien le pudiesen interesar he colgado las diapositivas empleadas en la ponencia.




https://www.researchgate.net/publication/313648764_Neurobiologia_del_estres_temprano

También está colgado el libro de Hipocampos, pues en breve saldrá la segunda edición, revisada y espero que mejorada.

https://www.researchgate.net/publication/250137634_Entre_hipocampos_y_neurogenesis_Por_eso_le_cuesta_tanto_aprender_a_mi_hijo


Un abrazo muy fuerte


Cómo el trauma infantil afecta la salud durante toda la vida (Vídeo)


La pediatra canadiense Nadine Burke Harris nos explica cómo la exposición al trauma, abuso y negligencia durante la infancia puede afectar el desarrollo psicológico y cerebral a lo largo de la vida.

Sabemos que el cerebro humano se sigue desarrollando a lo largo de la vida desde la infancia hasta la adultez; es por esto que las situaciones de maltrato durante la infancia pueden dejar consecuencias a nivel estructural y a nivel cognitivo. Los resultados de la exposición al estrés crónico, como consecuencia del maltrato, pueden ser cruciales para el desarrollo del cerebro humano.



Puedes activar los subtítulos en español